Emociones, Inteligencia Emocional, Meditación, Mindfulness

Movimientos Conscientes

En la atención plena solemos dirigir nuestra mirada a lo que somos y a lo que nos rodea, de una forma estática, en el cojín meditando,o en un espacio desde la quietud. Podemos llevar nuestra conciencia al movimiento de nuestro cuerpo, pues la vida se encuentra en continuo cambio, y nosotros podemos ejercitar nuestra observación, atendiendo a los gestos, posturas y desplazamientos corporales.

Un recurso que introduzco en las sesiones de los grupos de meditación mindulness, es el de Thich Nhat Hanh, en este vídeo, podéis encontrar 10 movimientos conscientes que:

  • Nos facilitan un mayor conocimiento de nuestro cuerpo.
  • Estar en el presente realizando una única tarea.
  • Calmar la mente de pensamientos rumiantes.
  • Movilizar partes de nuestro cuerpo que tenemos más “dormidas”.
  • Practicar la amabilidad cuando el ejercicio no salga como queremos.

Es importante acompasar la respiración a cada movimiento, sin forzar, se trata de realizarlos de forma lenta y adaptando a la duración de nuestra respiración. Mantener la espalda recta, los pies en paralelo a la anchura de las caderas y las rodillas un poco flexionadas.Cuando se practica de forma regular se percibe una mayor capacidad respiratoria.

En los cursos, los asistentes comentan que se encuentran muy cómodos realizando estos movimientos y que les ayuda a calmar la mente. Si quieres introducir estos movimientos en tu rutina te animo a probarlos, y si te decides, puedes comentar por aquí cómo te ha ido.

Espero que te sirva esta práctica, en breve colgaré más recursos para practicar la atención plena.

Un saludo

Emociones, Inteligencia Emocional, Meditación, Mindfulness

Día del padre, Robbie Williams, Yo soy.

En el día de hoy se celebra en algunas culturas o sociedades el día del padre. Recordando la figura paterna en la crianza de los hijos e hijas. Podríamos hablar mucho de este tema, pero lo que quiero resaltar hoy es el mensaje de Robbie Williams a sus hijos en la canción Love my life, aquí puedes ver el vídeo.

Me ha cautivado, se percibe un gran trabajo personal detrás de esas palabras.

Robbie nos explica que esta canción la creó para sus dos hijos, que quiere que aprendan:

  • Que siempre irá en sus corazones
  • Que podrán contar con él incluso en la adversidad
  • Que son poderosos, hermosos y mágicos.
  • Que busquen personas como ellos, bondadosas.
  • Y sientan la libertad.

¿Porqué me ha cautivado? Porque en el mindfulness se practica el amor o bondad hacia uno mismo, y hacia los demás. Se promueve la aceptación de lo que eres, más allá de las etiquetas, a ser libre, y se motiva a estar más presente en cada momento para disfrutar de tu vida.

Una de las prácticas que realizamos es la conexión con lo que somos, “yo soy”, explorando ese espacio interno que tenemos tan abandonado o alejado en muchas ocasiones, con distracciones, estrés y ocupaciones que no nos dejan llegar a él.

atencion-plena

Te invito a que dediques un espacio de tiempo al día a sentarte, centrar tu atención en la respiración, conectar con lo que eres, dejar que aflore en ti esta experiencia mágica de encuentro contigo. Te quedes allí un tiempo, siendo, y puedes decir:”yo soy” o “soy”, explora lo que sucede, cómo te sientes y las sensaciones que puedes percibir.

Cuando se realiza este ejercicio de forma regular, surge una calma interna, paz, que nos permite SER , disfrutar de este estado de conciencia, y saber que tienes las llaves para abrir esta puerta hacia  lo que somos, siempre que lo necesites, en estados de inquietud o calma.

Por último, si practicas la meditación formal, te das cuenta de que llegas a ese concepto de SOMOS, donde llegamos a percibir al otro, y todo lo que nos rodea como algo ilimitado, conectado entre sí, que merecería un post aparte.

Gracias Robbie, por estas palabras, por emocionarme, y por ser ejemplo para otros padres y madres.

Experiencias, Meditación, Mindfulness, Recursos

Educación Consciente, Mindfulness para Docentes

Este año está siendo un continuo aprendizaje, pues al comenzar esta andadura de proyecto vital (Emociones Conscientes) y forma de vivir, desde la Inteligencia Emocional y el Mindfulness, aparecen oportunidades nuevas de trabajo donde aprendo y disfruto de la experiencia.

En enero comenzamos un curso de mindfulness para docentes donde hemos conocido qué es el mindfulness, cómo se practica, experiencias que existen en centros educativos, conceptos como la Aceptación, Soltar, Dejar atrás las expectativas o la Compasión, o el arte marcial Aikido (que posee una filosofía similar a la presencia plena).

Los docentes se han mostrado con una actitud de curiosidad ante esta experiencia, han experimentado en sí mismos la atención plena, la conciencia de la respiración, sus sensaciones, pensamientos y emociones, la bondad o la empatía. Gracias por vuestra apertura, interés, conciencia y presencia, ha sido todo un lujo teneros como alumnos y alumnas.

La última sesión la dedicamos a la práctica del Aikido, invitamos a Paz y Conchita del Instituto Río Arba de Tauste, donde se está implantando un proyecto educativo innovador basado en aplicar la filosofía del Aikido a la Educación Física y la tutoría con el alumnado. Nos cautivaron por su cercanía, simpatía, pasión por su trabajo y nos dieron pistas de cómo acercarnos a esta arte marcial desde una mirada más amplia.

La actitud del profesorado por mejorar en su trabajo, está posibilitando que la inteligencia Emocional y el Mindfulness llegue cada día a más centros educativos, y, por tanto, a más niños y niñas que lo reciben con ilusión. Cuando escuchas a los niños y niñas explicar su experiencia, te anima a seguir proponiendo su inclusión en las aulas. Expresan opiniones como: “ahora mi maestra no grita tanto”, “me encanta cuando nos relajamos”, o “he conseguido aprender a calmarme”.

docentes

Emociones, Familia, Inteligencia Emocional, Libros, Meditación, Mindfulness

Maternidad, paternidad consciente, crianza mindfull.(1)

Cuando piensas en la responsabilidad de cuidar a tus hijos e hijas ¿qué preguntas te vienen a la cabeza? ¿Lo estaré haciendo bien?¿Me entiende mi hijo/a? ¿Qué error he cometido para que suceda esto? Normalmente, emitimos juicios sobre nuestro estilo de crianza y no llegamos a una reflexión mayor (por infravalorarnos, por estrés o porque no encontramos la forma de hacerlo).

La crianza de nuestros hijos es el mayor reto de nuestra vida, desde que llegan todas las decisiones que hemos de tomar nos suponen un cambio en nuestras relaciones familiares y de amistad. Desde el embarazo, cómo vas a parir, si le das el pecho, el nombre, si lo coges en brazos, si duermes con el bebé, si lo llevas a la guardería, las personas de alrededor quieren saber cómo estás criando y opinar sobre ello.

Desde el mindfulness nos proponen que practiquemos la atención plena con nosotros mismos, y la empatía con el bebé. Jon y Myla Kabat-Zinn en el libro Padres Conscientes, Hijos Felices, nos invitan a ver nuestro papel como educadores desde la conexión con lo que somos, confiando en nuestra sabiduría interna, dicen: “Ser padres es algo extremadamente personal, y surge de lo más profundo de nosotros, la paternidad nos llama a que volvamos a crear nuestro mundo cada día y a que nos relacionemos con él en cada momento de forma nueva.”

La última frase creo que tiene la clave, nos embarcamos en una nueva etapa que exige un cambio de esquemas continuo, conforme va creciendo nuestro hijo, hija y evoluciona la sociedad líquida en la que vivimos. Esta situación puede desbordar a cualquier persona, pues el ritmo tan fugaz al que nos vemos sometidos no es fácil de sobrellevar.

Desde aquí os queremos alentar en esta tarea, porque las herramientas necesarias para realizarla las tenéis en vuestro interior, vuestra esencia, solamente es vital que las descubráis.

Hoy os quiero dejar las intenciones de paternidad/maternidad consciente que nos proponen Jon y Myla, y en otro post, os hablaré de ejercicios prácticos para ejercerla.

Nos invitan a crear esa intención ahora, con independencia de las creencias anteriores, asumiendo nuestra responsabilidad en este momento, en el que estamos preparados. Cuando adquirimos el compromiso consciente de hacerlo, se convierte en el momento perfecto para comenzar.

 Así los autores del libro (que lo han vivenciado en primera persona) nos aconsejan lo siguiente:

  1. Considerar la crianza como una disciplina espiritual, mediante el trabajo continuado, puedo llegar a conocer y encarnar lo mejor y más profundo que hay en mí, y expresarlo con mis hijos y con el mundo.
  2.  Aportaré toda mi creatividad a la práctica de la crianza consciente.
  3. Cultivaré una mayor atención plena, en especial con mis hijos, utilizando la atención en mi cuerpo y  en mi respiración para enraizarme en el momento presente. (Si quieres saber cómo puedes entrar en este post donde lo explico).
  4. Llevaré a cabo todo esfuerzo posible para ver a mis hijos como son, y para recordar aceptarles por lo que son en cada edad, en lugar de dejarme cegar por mis expectativas y miedos.
  5. Pondré mi empeño en ver las cosas desde el punto de vista de cada uno de mis hijos, para comprender cuáles son sus necesidades y satisfacerlas lo mejor que pueda.
  6. Utilizaré lo que surja en mi vida y en la de mis hijos, incluyendo los momentos más oscuros y difíciles, como “material de trabajo” para crecer como ser humano.
  7. Me comprometo a guardar estas intenciones en  mi corazón y ponerlas en práctica lo mejor que pueda, como yo sienta que es adecuado, respetando la soberanía de mis hijos y la mía propia.

Estas intenciones son orientativas, puedes crear las tuyas propias adaptándolas a tu sentir. La atención plena nos muestra el camino de nuestra vida situando el foco en estar presentes, no juzgar, tratarnos con amabilidad y aceptar la realidad como es (pero no con resignación si no asumiendo que el momento es como es).

Creo que estas intenciones pueden aportarte ideas, esquemas o formas de ver para la crianza, como ya sabes, lo que mejor funciona es el ejemplo. En estas fotos aparece mi hijo practicando la meditación y de ayudante en una sesión de inteligencia emocional donde se trabajaban los miedos, ¿tienes alguna foto donde aparezcan tus hijos practicando yoga, meditación, bondad, amabilidad, empatía, colaboración, responsabilidad? Me encantaría verlas, las podrías adjuntar en este post o tal vez, pensar si en vuestra vida cotidiana existen suficientes momentos de atención plena. Nos vemos en el siguiente post.

Emociones, Libros, Meditación, mindfulness

¿Cómo practicar mindfulness?

En el post anterior nos referimos al mindfulness desde un enfoque conceptual, en el post de hoy queremos hacer referencia a cómo se puede poner en práctica.

En la vida cotidiana estar presente en cada instante lo podemos aplicar de 2 formas principalmente, la práctica formal, donde nos sentamos en un espacio a practicar la meditación con unas sencillas pautas, y la práctica informal, que consiste en prestar atención plena a cada actividad que iniciemos durante el día, como nos dice Goleman:

“Estar frente a la desnuda realidad de la experiencia, observando cada evento como si estuviera ocurriendo por primera vez” (Goleman, D.  1988, p.20).

Ejercicios prácticos

A continuación, se presentan una serie de ejercicios para comenzar a practicar mindfulness (propiamente dicho) atendiendo a la respiración, la sonrisa, el caminar y estar presente., y de prestar atención al momento presente.

Ejercicios de prestar atención al momento presente:

  • Dedica unos minutos a sentir el momento presente cuando te despiertes, practica el chequeo atento si quieres o más reducido.
  • Observa si en la ducha la mente te lleva a pensar en otros momentos del día que están por venir, si es así presta atención a la temperatura del agua, el olor del gel o las sensaciones que percibes cuando el agua cae sobre tu piel.
  • Si vives con alguien dedícale unos minutos, habla con esa persona y práctica la escucha activa.
  • Si vas en coche o en bici, antes de llegar conecta con tu cuerpo, advierte de las posibles tensiones y trate de relajarla antes de iniciar la marcha.
  • Busca alguna ocasión durante el trayecto para permitirte parar y respirar, ser consciente de la respiración (semáforos en rojo, pasos de cebra).
  • Si va andando observe detalles de los edificios curiosos que no se había fijado, presta atención a las sensaciones corporales mientras camina, acompasa el paso a la respiración, camine de forma diferente a lo habitual.
  • Come solo si es posible unan vez a la semana, lentamente, en silencio observando la textura y el sabor de la comida.
  • Programa chequeos durante el día, asócialos a actividades concretas.
  • Realiza un chequeo cuando llegues a casa, suelta la musculatura, relaja y respira cuando abras la puerta.

Ejercicios de practicar mindfulness:

CHEQUEO

Permite reconocer cómo te sientes física, mental y emocionalmente, y a concentrarse en el momento presente. Dedica una pausa después de cada párrafo, (3min aprox).

Comienza dedicando unos instantes a tranquilizarte, realiza 2 ó 3 respiraciones profundas. Date las gracias por dedicarte este tiempo necesario para llevar a cabo esta práctica meditativa.

Empieza el chequeo atento sintiendo tu cuerpo y tu mente, abriendo un espacio a todos los pensamientos, emociones o sensaciones físicas que afloren.

Quizás éste sea el primer descanso que te otorgas en medio de un día muy ajetreado. Advierte ahora, mientras dejas a un lado el mundo del hacer y adéntrate en el mundo del ser, la trayectoria que siguen las sensaciones que emergen en tu interior.

No hay necesidad de juzgar, analizar ni imaginar nada. Permítete sencillamente estar atento, aquí y ahora, en medio de todo lo que, en este mismo instante, está presente. Permanece conectado, de este modo, unos 3 minutos contigo mismo.

Date de nuevo las gracias, cuando concluya el chequeo, por permítete llevar a cabo esta práctica y haber contribuido a  tu salud y bienestar.

La atención al presente me permite conectarme conmigo mismo, al crear un espacio en el que puedo percibir mis pensamientos, emociones y sensaciones abiertamente y sin autocensura. Este tipo de atención sostenida e intencionada reduce mi nivel de pensamientos automáticos, de ansiedad y de reactividad a la experiencia.

RESPIRACIÓN ATENTA.
Atiendo, sin esfuerzo, a mi respiración y a mi cuerpo. Presto atención al lugar del cuerpo en el que sienta más claramente mi respiración.
Soy consciente, al inspirar, del la entrada del aire y, al espirar, de la salida del aire. No existe necesidad de visualizar, contar ni imaginar la respiración. Observo el flujo y reflujo de la respiración, moviéndose al ritmo semejante de las olas del mar. No hay ningún lugar al que ir, ni nada que hacer, si no estar, aquí y ahora, sintiendo la respiración, la inhalación y la espiración.
Cuando me doy cuenta de que me distraigo, regreso a ella, sin juzgar. Simplemente observo con amabilidad, mirando lo que experimento en silencio. Simplemente me doy cuenta de cómo reacciona mi cuerpo, contemplando mi respiración, mi tensión muscular, mis pensamientos, mis emociones y sentimientos. Simplemente observo con curiosidad.
Respire de manera natural, sin tratar de manipular, de ningún modo, la respiración. Soy consciente del vaivén de la respiración.

Me doy las gracias. Cuando llegue al final de esta meditación por permitirme este tiempo para mí, estar conmigo mismo, misma y reconozco este ejercicio como un acto de amor. Puedo estar en paz.
¿Cómo me he sentido al parar? ¿Me he distraído durante el ejercicio? ¿Qué me distrajo? ¿Me he forzado a retomar la atención cuando tras caer en cuenta de mi distracción?

Te puedes animar a practicar cualquiera de los ejercicios, y si te decides a crear una rutina mindful, se aconseja alternar actividades de atención plena con prácticas formales o meditaciones. En el libro de Vicente Simón Aprender a practicar mindfulness encontrarás pautas y consejos para ponerlo en práctica.

Me encantaría conocer vuestras experiencias, y si se despierta la chispa de la atención plena nos lo contaráis por aquí.

Un abrazo12355756_10208311259086967_804394081_o

Citas, Meditación, Mindfulness

¿Qué es el Mindfulness?

¿QUÉ ES EL MINDFULNESS?

Mindfulness es una cualidad de la mente o capacidad intrínseca de estar presente y consciente en un momento concreto, en que cuerpo y mente se sincronizan totalmente en un instante de realidad presente.

La presencia atenta es un concepto relevante en las tradiciones espirituales, desde el budismo al cristianismo, judaísmo o taoísmo. En sánscrito se conoce como smrti, un término derivado de la raíz smr, que significa recordar y en pali se conoce como SATI (traducido como mindfulness o atención plena).

Esta cualidad propia de cualquier ser humano pero que ha sido motivo de estudio principalmente en el paradigma oriental, en la actualidad el concepto de mindfulness se ha expandido hacia los ámbitos de la psicología, bienestar emocional y mental.

Vicente Simón lo define de la siguiente forma: “la capacidad humana universal y básica, que consiste en la posibilidad de ser conscientes de los contenidos de la mente momento a momento”(web Vicente Simón).

Jon Kabat-Zinn afirma que mindfulness significa “prestar atención de una manera especial: intencionadamente, en el momento presente y sin juzgar.”(vídeo explicativo de qué es el mindfulness de este autor).

En las últimas décadas (desde los años 80) se han realizado multitud de investigaciones sobre la influencia del mindfulness en la salud de las personas. Desde la opción terapéutica como propuesta de tratamiento en el ámbito de la psicología, hasta un estudio científico de cómo se producen sus elementos de acción.

Lo explicado hasta ahora nos sitúa en el plano de lo conceptual, qué es el mindfulness, cómo lo podemos definir y de dónde viene. Como nos muestra Vicente Simón hemos de poner en práctica estas enseñanzas, pasar a la experiencia de la atención plena.

La práctica del mindfulness nos aporta calma mental y concentración, que el idioma pali llaman samatha. Cuando adquirimos habilidad, situamos nuestra atención y foco en un punto (la respiración por ejemplo), que se logra con el ejercicio de la meditación. Entonces nos encontramos experimentando la “visión clara”, “discernimiento”, que en pali llaman vipassana.

En la vida cotidiana estar presente en cada instante lo podemos aplicar de 2 formas principalmente, la práctica formal, donde nos sentamos en un espacio a practicar la meditación con unas sencillas pautas, y la práctica informal, que consiste en prestar atención plena a cada actividad que iniciemos durante el día, como nos dice Goleman:

“Estar frente a la desnuda realidad de la experiencia, observando cada evento como si estuviera ocurriendo por primera vez” (Goleman, D.  1988, p.20).ThichNhatHanh1

Thich Naht Hanh es un monje budista referente en esta práctica, que dedica a promover la paz en el mundo. Una de sus máximas nos muestra el camino hacia una consciencia plena y universal:

“Cada paso y cada respiración atenta que damos establece la paz en el momento presente e impide la guerra en el futuro. La transformación de nuestra conciencia individual inaugura el proceso de transformación de la conciencia colectiva.” En est enlace podéis encontrar un post anterior donde escribo sobre él, (Thich Naht Hanh).

Pilar Colorado nos habla en su blog de lo que no es el mindfulness, os lo recomiendo como complemento de este post,(no es mindfulness).

Conectando con la energía de las piedras
Conectando con la energía de las piedras

En un siguiente post os contaré cómo poner práctica el mindfulness en tu vida cotidiana, con ejercicios diarios y ejemplos de meditación. Cualquier persona que esté decidida y tenga voluntad puede comenzar a practicarlo, con constancia se obtienen resultados, como dice Thich Nach Hanh “el mindfulness no es para pusilánimes”.

Emociones, Inteligencia Emocional, Meditación, Pensamientos

La conexión

Gracias al  blog de Agustín Prieta sobre el bienestar y al meditación, ha llegado a mí Brené Brown, una investigadora de la vergüenza, miedo y vulnerabilidad. Lo que más me atrae de la charla que podéis ver en TED aquí, es su interés y explicación de la conexión.

Desde que me relaciono tanto formativa como profesionalmente con el ámbito de  las emociones y el mindfulness, una visión de la vida ha llegado a mí con fuerza, y es que nos conectamos con todas las personas compartiendo nuestra energía, cambiando nuestro estado según si se encuentra con más fuerza o debilidad.

Brené nos cuenta que existe la idea común de que “para que exista conexión debemos dejarnos ver”. Una opción que no todo el mundo está dispuesto a  elegir, nos da miedo mostrarnos como somos por si nos hacen daño. La práctica del mindfulness nos enseña a aceptarnos a  nosotros mismos y a los demás tal cual son. Comenzar a dar pasos en este sentido favorece ese intercambio de energía entre las personas necesario para poder conectar.

Una se sus conclusiones tras 6 años de investigación fue que “para sentir esa conexión debemos ser dignos de esa conexión”. El camino hacia la conexión, es el camino hacia la verdad, hacia nosotros mismos, hacia lo que somos, amor. En sus estudios Brené comprobó que existen personas que han llegado a ese  estado de conciencia por eso se dejan ver sin temores.

Las personas entrevistadas poseían un gran coraje, compasión y aceptaban la vulnerabilidad. Contaban su historia desde el corazón y entendían que se ha de actuar desde allí, sin prejuicios, sin máscaras, siendo quien son.

Espero que esta charla os inspire y os aporte ilusión por seguir aprendiendo sobre vosotros mismos, pasito a paso.

Buda decía: “Domina tus palabras, tus pensamientos, no hagas daño a nadie. Sigue fielmente estas palabras y avanzarás en el camino de los sabios.”

Un camino largo, pero para ello tenemos toda la vida, un abrazo.